Domingo 28 May 2017

bot 060bot comarcabot dpzbot torrellas iglesiabot centroformacionlanavebot eadmon

Breve Reseña Histórica

En Torrellas se encontró en el siglo XVIII una inscripción en piedra con un texto celtibérico  en la fachada de una casa propiedad de los Casaus. Esto unido al topónimo Lombacos, de clara raíz celta, hace pensar en la posibilidad de que existiera un asentamiento celtibérico en la antigüedad. No se han encontrado restos de época romana

tor ermitaTorrellas estuvo tradicionalmente en manos de señores privados. En 1264 Jaime I donaba la villa y su castillo a García Romei, junto con las rentas reales de Bierlas. A principios del siglo XIV se hallaba de nuevo en manos de la corona, pues por donación real pasó a manos de los Loriz (A.C.A., Cancillería, registro n¼ 473, f. 48). Por matrimonio de Isabel de Loriz con Pedro López de Gurrea recae el señorío en los de este último apellido a fines del siglo XIV. No obstante, un documento episcopal de 1382, parece indicar que García López y  Beltrán de Ribas ejercían conjuntamente el señorío sobre el lugar, pues a ambos se les reconocen los vasallos de Torrellas.

En fecha no determinada - pero de principios del siglo XV- pasó a encabezar una Baronía, junto con Los Fayos y Santa Cruz. Continuará hasta la desamortización en manos de los duques de Villahermosa (Archivo Diocesano de Tarazona [A.D.T.], Interrogatoria1818, f. 178).

 

La organización municipal de la villa, a falta de la carta puebla o posteriores ordenaciones, nos es prácticamente desconocida. De  algún documento de mediados del siglo XIV se deduce que por entonces existían dos alamines, tres adelantados y un Baile, unidos al Alcaide y al Justicia.

En fecha tan temprana como 1369 la aljama y el alcaide nombraban un notario.        

Su población musulmana destacó por ser excelentes artesanos y agricultores. Trabajaron la talla en madera y la taracea donde destacaron por su calidad. Bernardo Cienfuegos nombra que los moriscos de la vega de Torrellas tenían también organizada su agricultura que obtenían dos cosechas al año.

 

La expulsión de los moriscos se produjo el 12 de agosto de 1610 dejó el pueblo vacío. Salieron según testifica el propio párroco quien hace una anotación en la que dice que el número de personas"salieron desterrados los moriscos de la villa, 2000 personas y los niños de teta de 2 años bajo".